¿Sólo es cuestión de pasión?

marketing(1)Hace unos días mi hijo, mientras desayunaba me preguntó:

– Mamá, ¿ a tí te gusta ser mamá?

-Claro hijo, tu y tu hermano sois mis tesoros

-Pero a veces somos pesados, muy pesados.

– Yo os quiero siempre, estais aprendiendo y sois  maravillosos, a veces, es cierto que podeis portaros mejor, pero OS QUIERO SIEMPRE.

 

No me sorprendió la pregunta de mi hijo. Suele hacer esas preguntas. Pero si  me hizo pensar que el disfrutar, la pasión, el querer está unido al esfuerzo, al compromiso, a la apertura mental.

Solemos pecar de hablar de un trabajo que nos apasione, de sintonizar con lo que hacemos, de vibrar, de ilusionarnos con nuestra vida laborar.  Y esos ingredientes  necesarios,  incluso imprescindibles necesitan algo más. Algo que los convierta en una realidad palpable, creible.

Cuando hablamos de talento, de gestión del talento, del desarrollo del talento no podemos quedarnos en esa pasión, esa ilusión.Seria algotemeario decir que vivimos sólo de la ilusión.

El talento necesita dar un salto. El talento necesita  sintonizar con la acción y así serás más frutifero el entrenamiento.

Y para esa acción es necesario:

  • Esfuerzo: esfuerzo cuando no sale ni a la primera ni a la décima. Recordad la 10.000 bombillas de Edison, la 100 visitas al banco de Disney, los guiones de Stallone. El esfuerzo está detrás de cada uno de sus exitos. El esfuerzo es la fuerza que usamos para superar obstaculos y dificultades. El esfuerzo requiere constancia, requiere confianza en que podremos conseguirlo , requiere voluntad. Malconl Gladwell, en su libro Fueras de Serie habla de las famosas 10.000 horas para desarrollar una habilidad, el esfuerzo que se dedica es mucho. Esfuerzo es estar dispesto a trabajar duro cuando sea necesario.
  • Compromiso: otro valor que ha perdido fuste, pero un valor cada vez más demandado por la empresas. Las empresas quieren personas comprometidas con su proyecto.  Un compromiso abierto que permite que las empresas desarrollen sus objetivos al tiempo que las personas crecen profesionalmente y prosperan a todos los niveles. Compromiso con dar lo mejor, compromiso con buscar alternativas, compromiso con sacar adelante los proyectos. El famoso engagement. Un compromiso que no significa ser un workaholic. Es un compromiso de dar lo mejor de cada ti en tu tiempo de trabajo. Y un compromiso de la empresa para que estés lo mejor posible en tu puesto de trabajo. Ficción en algunas empresas, realidad en otras.
  • Apertura: apertura mental. Apertura al cambio. Apertura para seguir aprendiendo. Que nuestra cabeza no vaya estableciendo límites y barreras. Apertuta para aprovechar las oportunidades. Hablamos de  transormación digital ahora con mucha frecuencia, pero la transformación tiene que iniciarse   en   nosotros.

Y sí, cuando tenemos estos 3 ingredientes es cuando la pasión actúa como catalizador que transforma todo tu talento y tus acciones en grandes resultados. ¿Añadismos estos ingredientes a nuestra vida personal y profesional?

 

2 thoughts on “¿Sólo es cuestión de pasión?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s